Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

Comunidades de la Caverna

Philo-Chat News-filosofía

EL PROBLEMA DEL MOVIMIENTO EN EL PENSAMIENTO GRIEGO

 (Septiembre de 2003)

 

            Para HERÁCLITO DE ÉFESO todo fluye, es imposible bañarse dos veces en el mismo río (91, 49a, 6). En múltiples fragmentos parece empeñado en mostrarnos cómo el mismo lenguaje es relativo: lo frío y lo caliente, por ejemplo, siempre lo son por comparación respecto de un punto de referencia (3, 7, 9, 13, 37, 48, 59, 60, 61, 62, 79, 82, 83, 88, 103, 111, 124, 136). Más aún, incluso las ideas morales (23, 102), que por eso mismo pueden ponerse en entredicho (58). Sin embargo, todos los cambios obedecen a una ley, una razón o logos (1, 41, 114), que Heráclito simboliza en el fuego (30, 64); responsable de la armonía del mundo (8); expresable de forma paradójica como unión de contrarios (50, 67, 90); que actúa mediante la discordia o la guerra (51, 53, 80); armonía que ni siempre ni más importantemente es visible (54); fuego que juzga al mundo (63, 66). De esta forma, la realidad para HERÁCLITO consistiría en este mundo fluyente más el lógos o razón a que obedece.

 

            PARMÉNIDES DE ELEA estaría de acuerdo con HERÁCLITO en que todo surge del lógos y está regido por él, y el lógos es la unidad de contrarios. Pero para PARMÉNIDES esto significa que el cambio no puede ser un cambio del lógos: lo que cambia en todo caso es el mundo, pero no la razón (lógos) del mundo. Pero si no cambia el lógos, y el lógos es el origen de todo, ¿qué cambia? "El ser es, el no ser, no es" (2, 6, 8). Lo que es no cambia, porque para PARMÉNIDES si algo cambia tiene que dejar de ser lo que era para ser otra cosa distinta. Pero en el momento en que deje de ser lo que era, es no ser, y el no ser no es (o no existe, podríamos decir), y lo que no es, por tanto, no puede cambiar. Por eso el ser no puede cambiar. Es lo que es, y punto. Los sentidos nos engañan: nada cambia. La realidad para PARMÉNIDES consistiría en el lógos o "ser". Es decir, que el lógos o ser no cambia, es. El mundo de las apariencias, que es no ser, no es, por mucho que nos parezca lo contrario.

            La concepción de PARMÉNIDES tiene que pagar un precio muy caro: identificar pensar y ser (3). Tiene que afirmar que lo que es es aquello que se piensa, porque tiene que descartar el supuesto ser que nos transmiten los sentidos. En definitiva: que el ser sólo se puede pensar, no se puede "sentir" por medio de los sentidos. Pues si se pudiera "sentir" por los sentidos, veríamos que el ser es móvil y cambiante, como nos decía HERÁCLITO. Pero PARMÉNIDES piensa que es lógicamente imposible que el ser cambie, por las razones que hemos dicho antes. PARMÉNIDES es el primero en fiarse más de la lógica (del lógos, de la razón) que de los sentidos, tendencia que ha sido una característica de todo el pensamiento occidental prácticamente hasta nuestros días.

 

            La aportación fundamental de ARISTÓTELES a esta problemática es el concepto de potencia. En primer lugar, ARISTÓTELES comparte la idea de PARMÉNIDES de que un ser no puede dejar de ser para ser otra cosa distinta de la que era. Lo que le discute a PARMÉNIDES es que eso de que "el ser es" se puede entender de muchas maneras, y no sólo de una. El ser es, de acuerdo, pero es de muchas maneras. El ser no es como un objeto simple imposible de descomponer, sino que encierra una multiplicidad. ¿De qué multiplicidad se trata? La de todo aquello que puede llegar a ser, aunque actualmente no lo sea. Por eso un ser, sin dejar de serlo, es decir, sin tener que pasar por "no ser", puede cambiar: porque puede desarrollar sus potencialidades. El ser puede cambiar sin dejar de ser lo que era, de la misma forma que nosotros admitimos que cambiamos con el tiempo sin por ello dejar

de ser quienes somos.

 

                        FRAGMENTOS DE HERÁCLITO

 

91        En el mismo río no es posible bañarse dos veces.

49a       En el mismo río nos bañamos y no nos bañamos; somos y no somos.

6          El sol no sólo es nuevo cada día, sino que es siempre nuevo continuamente.

3          El sol tiene el tamaño de un pie humano.

7          Si todas las cosas se convirtieran en humo, serían las narices las que discriminaran.

9          Los burros preferirían la paja al oro.

13        Los cerdos gozan más con el fango que con el agua limpia.

37        Los cerdos se lavan en el cieno, las aves de corral en ceniza o polvo.

60        El camino arriba y abajo son uno y el mismo.

61        El agua del mar es al mismo tiempo muy impura y muy pura. Para los peces es potable y saludable,                    y para los hombres, impotable y dañina.

82        El más bello de los monos es feo si se compara con la raza de los hombres.

83        El más sabio de los hombres comparado con el dios parece un mono, en sabiduría, en belleza y en                      todas las otras cosas.

103       En la circunferencia de un círculo comienzo y fin son uno.

111       La enfermedad hizo agradable y buena la salud, lo mismo hizo el hambre con la saciedad, el                               cansancio se lo hizo al descanso.

124        El más bello universo es sólo un montón de desperdicios reunidos al azar.

136        Las cosas frías se calientan, lo caliente se enfría, lo húmedo se seca y lo seco se humedece.

23        Si esas cosas no existieran (las injustas), ni siquiera conocerían el nombre de justicia.

102       Para el dios todas las cosas son bellas, buenas y justas, pero los hombres hay cosas que se figuran                     injustas y cosas que justas.

1          Aunque este lógos existe siempre, los hombres son incapaces de comprenderlo...sucediendo todas                     las cosas según este lógos...

41        Pues una sola cosa es la sabiduría, conocer la inteligencia que gobierna todas las cosas por                                medio de todas las cosas.

114       ...pues todas las leyes humanas están alimentadas por una sola ley divina, ya que ésta domina                            cuanto quiere y es bastante para todos y aún desborda.

30        Este mundo, el mismo para todos los seres, ninguno de los hombres ni de los dioses lo creó, sino             que fue, es y será siempre fuego siempre vivo, que se enciende con medida y se apaga con                medida.

64        ...el fuego es...la inteligencia y la causa del gobierno de todas las cosas.

8          ...lo opuesto o enemigo es útil, y de las cosas diferentes nace la más bella armonía. Todo se                               produce según discordia.

50        El todo es divisible indivisible.

90        Todas las cosas se intercambian por fuego y el fuego por todas las cosas, como las mercancías se                      intercambian por oro, y el oro por las mercancías.

53        La guerra es el padre de todas las cosas y el rey de todos, a unos los hizo dioses y a otros                                  hombres, a unos convirtió en esclavos y a otros en libres.

51        ...cómo la lucha puede acordarse consigo misma, una armonía con movimientos de sentido                                 opuesto...

80        Es preciso saber que la guerra es algo que une...y que todas las cosas se producen por lucha y                           necesidad.

54        La armonía invisible vale más que la visible.

66        Pues a todas las cosas el fuego al venir juzgará y condenará.

 

 

            FRAGMENTOS DE PARMÉNIDES

 

2          ...te diré...cuáles son los únicos caminos de investigación que se pueden pensar. El uno, que es y que no es posible que no sea...acompaña a la verdad, y el otro, que no es y que es necesario que no sea...está totalmente repleto de ignorancia.

6          Es necesario decir y pensar que el ser es. Pues es el ser, y la nada no es.

8          Y del camino ya sólo queda un relato: que es. Y para éste hay muchísimas señales de que lo que es, es inengendrado e imperecedero...ni fue ni será, pues es ahora todo al mismo tiempo...¿qué nacimiento vas a darle? ¿cómo y por dónde habría aumentado? Y no te dejaré que digas o pienses que por lo que no es: pues no es decible ni pensable que no es...Así, es necesario que exista absolutamente, o que en absoluto exista. Y nunca ninguna fuerza digna de fe dirá que, a partir de lo que no es, algo se produce junto a ello...La decisión sobre estas cosas está en este dilema: es o no es.

3                      Pues lo mismo es pensar y ser.

 

Citas: Heráclito, Parménides, Empédocles, Sarpe,  Madrid 1985.

 

VOLVER A PORTADA